Amar…

El Beso de Gustav Klimt

Desoí las voces ajenas, sorda y al calor de tus labios ignoré cualquier atisbo de duda incapaz de asimilar tu juego. Finalmente ocurrió, tras dos inviernos salpicados de anhelos y silencios, sin ser consciente de cómo mi espíritu alimentaba tu lascivia. Y así, en plena lucha interior flaqueo presa de la pasión para hundirme en una trampa urdida a fuego lento, aderezada por tu afán de vencer mis resistencias.

Me penetras con aspereza más te dejo hacer ciega a tu promiscuidad, que sin pudor hiere mi alma. Mis manos sobre tu piel desnudan mi amor en el instante en que cuerpo y espíritu se despojan de armaduras y ceden a tu lujuria. Asisto impávida a tu estado de embriaguez para escucharte días después evocar mi ternura. No satisfecho, todavía quieres más y lo intentas de nuevo sin darte cuenta, quizás por el velo de tus miserias, de que mi ave fénix ya hace tiempo que alzó sus alas sin deseo de ser una más del harén.

Aquel día regresé a mi niñez en busca de refugio donde atrincherar mis defensas como si lo ocurrido entonces hubiera sido una falacia. En ese mundo interior proyecté mis energías para empapar de fortaleza todos los rotos que dejaste en mi corazón.

Ese puñal me transformó en un alma errante, de modo que anduve silenciosa mientras buceaba entre la realidad para escapar del dolor. Solo el tiempo superó a la decepción, aprendí a mirarte de nuevo, aunque viviera ese duelo como una eternidad. Décadas después, las cenizas aún queman mi alma y reapareces sin permiso en mis sueños como el fantasma de un amor baldío del que no logró desprenderme. No es porque siga hechizada por tu recuerdo, sino porque el amor es difícil de olvidar, aunque ya no duela.

 

Publicado por María Jesús Galindo Bollain

Te invito a descubrirme en este viaje que iniciamos juntos Si quieres ponerte en contacto conmigo, mi correo es: achisgb@hotmail.com o en achis1971@gmail.com También puedes seguirme en Twitter: @majegabo. Me puedes encontrar en Facebook, Instagram, Linkend y Pinterest.

22 comentarios sobre “Amar…

  1. Cuando las palabras se tornan algo evasivas a nuestro querer entender; cuando tocan el hueso sin piedad, se tornan universales y representativas de las emociones más íntimas y humanas. Lo has logrado. Has llegado hondo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Me ha encantado: muy valiente este ejercicio de desnudar el alma, a la vez que catártico, y seguro que muchas personas que te lean se van a sentir identificadas, porque casi todos hemos pasado por una relación parecida. Felicidades, María Jesús: cuánta más sinceridad desprendes más me gustan tus escritos

    Me gusta

Responder a Mer Feito Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: