El guerrero de la luz

En su desilusión recurrió al silencio para revestir su fortaleza. La decepción se había enquistado en su cuerpo, que hacía las veces de una caja de resonancia donde atesoraba las heridas de su alma. Su contienda interior lo arrastró al abismo. Desprovisto de escudo y ya sin armadura ni espada, el guerrero se sumió enSigue leyendo “El guerrero de la luz”