Gracias

Quedó abierta la puerta de la jaula El objetivo se me acelera Ideas sobrevuelan en vena. Ese viaje que me habla Éxtasis, bendita palabra Hoy el agua es más clara Veo poesía un escenario. A cuentagotas y a diario Escucho a unas cuentistas Se autoproclaman musas Las mías son obtusas Les ponen las aventuras. GraciasSigue leyendo «Gracias»

Taranta

Largo camino el de la nostalgia roca agreste y amarga en tu mirada la noche es larga. sobrevivir en la distancia mi voz es la conciencia La niñez es aún oruga en solitaria purga Exhorto a la paciencia me reengancho a la esperanza. cruel hasta decir basta La vida es como esa lanza La vistaSigue leyendo «Taranta»

Gaviota

Pintas sueños en aire Negra, blanca y manchada Son tus alas de hada Gaviota en desaire Vuelas entre donaire Acurrucá en tu nuca No me caigo nunca Me haces libre mi dueña No me siento pequeña Cuando estoy a tu lado Bajo el mar de tu amparo No siento ya reparo. Angelical, bárbaro El viajeSigue leyendo «Gaviota»

Piedras

Los colores de mis piedras Son voces de los ancestros Se elevan como las hiedras Mudos, espasmos sin rostros. Rodados en las corrientes Gritan. Se hacen más patentes cuando atraviesan las mentes y conquistan a las gentes. En rosa, chicle y cristales con sabor a minerales, atraviesan los volcanes gravitan por mis eriales. Inquietan laSigue leyendo «Piedras»

¡Salta!

Ahora hasta me sobra cuando antes fue único días de hasta treinta horas en una larga madrugá con ganas y de fiesta. Le hago la cobra al reloj. Me fundo toa la pasta … sin guita en un plis plas. Litronas bajo el puente, versos improvisados historias en un reloj … nunca gasto la arena.Sigue leyendo «¡Salta!»

Respeto

Dicen ahora que peino canas. Alojado entre las líneas de diferentes caras, envuelto en la materia. Trozo de carne que, en la jerga de andar por casa, llaman jeta. Rostro, en sentido dieciochesco. Semblante, facciones, todo en tropel y ninguno es auténtico. Chispa inmortal, suerte, causa de envidia, sangre, muerte y vacío … Tu vozSigue leyendo «Respeto»

Gracias, mi amigo

Hablar contigo es mirarme en un espejo. Ese placer de verme desnuda a tu lado sin miedos, sabedora de tu complicidad eterna. Igual que siempre tu voz me espabila, me rejuvenece. Vuelvo a mi ser original, el que me acompaña en el viaje, ya ni recuerdo el tiempo. Defensor de mi alma hasta la médula,Sigue leyendo «Gracias, mi amigo»