Karma

Logras entrar en ese espacio invisible Con los dedos haces magia o… son tus palabras. Tu mirada me lanza a un precipicio, al run-run de esa voz siento llamas. Saberte reconforta el alma algunos hablan de amor otros dicen que es el karma. Tu consigues que yo no tire la toalla. No sé qué tienesSigue leyendo «Karma»

Versos

Entre las grietas de esas piedras amarillenta (re)verdeas primavera, en forma de túnel o de escalera más allá de las quimeras. Donde el sol pinta el mar se acaba la oscuridad y susurran las sirenas. Se respira el silencio … Este lugar es mi hogar la cala de mis sueños. No sé qué tiene elSigue leyendo «Versos»

Naturaleza

El corazón como la seda de un alma buena lo suave de su piel en heridas de guerra ajena a la envidia que puebla esta tierra ¿sos vos? tu voz envuelta en arena. No puedo olvidar tus palabras eternas amor que es fuerte y castillo y fortaleza lenta agonía es la muerte de la naturalezaSigue leyendo «Naturaleza»

Sueño infinito

En la ensenada de tu sonrisa mostrar mis cartas completas recrear viejas fotografías medir la palabra sentía soñar con tus abrazos escribir a retazos reencontrarte en la poesía Sé que sois vos quien retoza en mi puerta ha llegado la hora por fin te das cuenta hazme un sitio en tu maleta cerca de lasSigue leyendo «Sueño infinito»

Mi secreto

Son extrañas las palabras los ropajes de mi voz, la inocencia un disfraz el silencio mi marca. Antes oías el mar lento y sosegado. Es el beso de una flor, ese que oigo ¿soy vos? Me entretengo y me disperso Te regalo este verso no quiero cerrar los ojos. Guárdame el secreto… Y si hacemosSigue leyendo «Mi secreto»

Trampa

Hoy no tengo miedo al escribir Hoy me siento armado, más que humano Soy capaz de encararlo Mirarte de frente y mantener mi alma en la rutina de tu retina aprisionado. Feliz y embargada, empapada en tu amor esa lluvia fresca en las mañanas el rocío despierta mis sentidos…, se oye una voy muy clara.Sigue leyendo «Trampa»

Tu choza

Edulcorada y sin hiedra piedra fría adulterada cómo duele … esta herida dura, no está restaurada. Bañada en la madrugada ya son hoy doce días, llenos de virguerías acongojada helada. Tan siquiera dos semanas colmadas en noches largas. Sé que volveré mañana… Ojalá fuese pequeña esa niña que desdeña todavía andándote a gatas limpiando otraSigue leyendo «Tu choza»